Cuánto cuesta reformar un baño

Una renovación del baño es una tarea apasionante. Pero antes de saltar a la elección de la última baldosa o diseño de bañera, hay algunas cosas menos interesantes a tener en cuenta para que tu proyecto resulte de la manera que sueñas. Debido a que la reforma de un baño puede ser abrumadora, lenta y cara, hemos preparado una lista de comprobación simple de 15 puntos para que te asegures de que tu proyecto va por buen camino y la reforma se ejecuta sin problemas.

Cuánto cuesta reformar un baño

1. Presupuesto

Si aún no sabes el presupuesto, debes pensar la cantidad que deseas y puedes invertir en tu reforma del baño. Fijar un presupuesto te ayudará a guiarte a medida que tomas decisiones sobre qué incluir en la remodelación. Una vez que hayas descubierto lo que puedes gastar, tendrás una idea más clara de los materiales, accesorios y extras que puedes comprar.

2. Tiempo

Mucha gente asume que si que están remodelando un baño pequeño les llevará unos pocos días o al menos tardarán mucho menos tiempo que uno más grande. Esto no es necesariamente cierto. Dependiendo del número de elementos que estés cambiando en el baño, tu contratista tendrá que seguir los mismos pasos que con un baño más grande. Sin embargo, la planificación no sólo se refiere a la definición de la duración de los trabajos de renovación, sino también ciertos pasos intermedios, como el pedido y la compra de azulejos, accesorios, armarios, sanitarios, etc. para asegurarte de que te los pueden entregar cuando tu contratista los necesite. Planificarlo con tiempo también es crucial para los que sólo tienen un cuarto de baño en su casa, ya que tendrán que hacer arreglos de donde dicharse y usar el baño, mientras que el cuarto de baño está desmontado.

3. Trabajos secuenciales

Cuando se trata de la renovación del baño, se debe completar el trabajo en una secuencia específica. Esto puede ahorrarte mucho tiempo y errores. Si estás demoliendo una pared o simplemente quieres volver a pintar, siempre se debe empezar en la parte superior de la sala. Por lo que deberás remodelar el techo en primer lugar, las paredes en segundo y en tercer lugar el suelo, para prevenir el daño a tus nuevos componentes.

4. Problemas ocultos

Si estás haciendo una importante reforma de tu cuarto de baño debes considerar la posibilidad de contratar a un profesional con experiencia, ya que te hará un baño que funcionará sin problemas y añadirá un tremendo valor a tu hogar.

5. Estilo, diseño y funcionalidad

Cuando se empiezas a considerar la posibilidad de reformar el baño, te haces una idea de lo que quieres conseguir con el cambio. Hay muchos factores a considerar como el color de la pintura, las opciones de baldosas, tocadores, duchas, bañeras, grifos, etc.

6. Medidas

Hay 3 grandes limitaciones que realmente hacen que el tamaño importe en la renovación del baño: el tamaño total del cuarto de baño (por lo general la habitación más pequeña en la casa), la ubicación de las tuberías y el cableado eléctrico y las dimensiones estándar típicas de los accesorios de baño. Por lo tanto, asegúrate de que tienes las medidas y especificaciones correctas cuando vas a la tienda. Más frustrante que tratar de comprar sin medidas es terminar con mobiliario y sanitarios comprados que no encajan.

Presupuesto para reformar un cuarto de baño

7. Contratista

Tienes que decidir si vas a contratar a alguien o te lo vas a hacer tú mismo. Piensa en la complejidad del trabajo y las operaciones difíciles involucradas (eléctrica, suelo de baldosas, tuberías , etc.) Por lo tanto, no pases por alto las ventajas de contratar a un contratista y ahorrarte mucho trabajo, tiempo y complicaciones.

8. Grifería y sanitarios

Debes pensar si vas a meterte en una reforma total del cuarto de baño, si vas a aprovechar algo de lo que ya tienes, si quieres hacer una pequeña renovación como cambio de grifería, etc. Haz una lista dependiendo lo que quieras hacer: con lo que tienes y quieres cambiar, con lo que vas a aprovechar o con lo que quieres comprar. En la lista deben aparecer todos los elementos del baño: ducha, bañera, inodoro, bidet, lavabo, grifos y cabezas de ducha, espejos, puertas de baño, muebles... Piensa que puedes cambiar el aspecto de tu cuarto de baño muy fácilmente cambiando las manijas de puertas, tiradores de los cajones y la mampara de ducha.

9. Armarios, almacenamiento y estanterías

La planificación de armarios, estanterías y almacenamiento es un problema difícil en la mayoría de los casos. Los baños suelen tener formas pequeñas e irregulares. El baño tiene que ser funcional y acomodar todas tus cosas manteniendo todo de fácil acceso, tiene que encajar en el espacio disponible y sacarle el máximo partido y sobre todo, que tenga estilo.

10. Las paredes y suelos

Prácticamente cualquier material puede ser utilizado en la superficie de paredes y suelos en el cuarto de baño mientras que sea resistente al agua, ya sea naturalmente o por medio de un acabado impermeable. Dependiendo de tu presupuesto y estilo puedes utilizar cerámica, mármol, granito, láminas de vinilo, etc. Siempre debes tener en mente la durabilidad y resistencia del suelo escogido.

11. Iluminación

Un cuarto de baño debe ser práctico. El diseño de la iluminación debe ser funcional y también crear ambiente.

12. Accesorios

Aunque aparentemente son insignificantes en la totalidad del proyecto, una reforma no está completa sin los accesorios nuevos. Y por sorprendente que parezca, las cosas pequeñas como toallas nuevas, lavar la ropa, jaboneras, espejos, bastidores de toallas, alfombras de baño se suman a la factura final.

13. Ventilación

La ventilación es crucial en un cuarto húmedo como el baño. También es una tarea difícil que requiere una buena planificación: elegir el ventilador idóneo, la posición correcta para su instalación y tratar con el cableado eléctrico. Una mala ventilación puede provocar el crecimiento de moho e incluso puede dañar tu salud.

14. Ser ecológico

Hay muchas opciones a precios accesibles para la adición de un toque verde a tu cuarto de baño como por ejemplo, un inodoro de bajo flujo que utiliza menos agua y te permite ahorrar dinero en las facturas de agua, pinturas con bajo o sin VOC, tocadores hechos de madera cosechada de forma sostenible, encimeras de superficie de baldosas de vidrios reciclados, etc.

15. Limpieza final

La limpieza final debe incluir una limpieza a fondo de todos los armarios, dentro y fuera, conductos, paredes, suelos, ventanas y lámparas. Aunque a menudo se pasa por alto en la fase de planificación, en el caso de una importante reforma es posible que desees considerar la contratación de un servicio de limpieza que significa costos adicionales que afectan a tu presupuesto.