Cuánto cuesta quitar el gotelé

Quitar el gotelé de las paredes y el techo puede ser una tarea difícil y cansada. El coste medio para quitar el estucado son entre 0,50 y 1 € el metro cuadrado.

Cuánto cuesta quitar el gotelé

El metro cuadrado no se refiere a los metros del piso, sino a los metros de paredes y techo con gotelé. Esta estimación de costes de eliminación del gotelé se calcula a partir de los costes de material y las horas que vas a tener que pagar a los trabajadores para que te realicen el trabajo. Para que te hagas una idea, un equipo de dos personas te puede eliminar el estucado (paredes y techo) de un piso de unos 90 m2 en un día. Si decides que lo quieres hacer por tu cuenta, debes contar con la compra o el alquiler de material necesario para realizar la tarea.

A continuación te vamos a comentar como se divide un presupuesto de este tipo:

  • Costes de la entrega de material y/o equipo y el servicio de transporte al proveedor desde y hacia el lugar de trabajo.
  • Costes para preparar el lugar de trabajo para la eliminación del gotelé, incluyendo los costes de protección de la estructura existente, acabados, materiales y componentes.
  • Costes de la limpieza del trabajo y la remoción de escombros en la finalización del proyecto.
  • Tiempo de preparación del trabajo, tiempo de movilización y cargos por hora mínimas que se incluyen habitualmente para pequeños trabajos de eliminación de gotelé.

La estimación del coste no incluye:

  • Honorarios de contratistas generales para la organización y supervisión de la eliminación del estucado. Añadir un 12,1% a un 19,3% al costo total si un contratista general supervisará este proyecto.
  • El impuesto de ventas sobre los materiales y suministros.
  • Permiso o inspección honorarios (o parte con éstos) requeridos por el departamento de construcción para tu proyecto global.

Si el gotelé no ha sido pintado, puede resultar un poco más fácil eliminarlo. Necesitarás rascarlo y aplanar la superficie. Antes de comenzar deberás comprar los siguientes materiales:

  • Bomba pulverizadora.
  • Vinagre Blanco.
  • Agua Caliente.
  • Paquete grande de masilla.
  • Láminas de plástico.
  • Cinta de pintor.
  • Pintura.
Presupuesto para quitar el estucado

Paso 1: Preparación de la habitación

Prepara la habitación, cubre los muebles y el suelo con plástico. Debe quedar completa y totalmente cubierta, porque con este proceso se forma un lío enorme. Con todo cubierto, la limpieza será mucho más fácil.

Tapa la lona de plástico hasta las paredes justo debajo de la línea del techo. Asegúrate de que el suelo está cubierto de pared a pared y la cinta llega hasta los bordes. Luego pega la lámina de pared a la chapa de fondo. Quita las lámparas, rejillas de ventilación, etc. Todo lo que puedas, luego lo agradecerás.

Paso 2: Preparación de la Mezcla

Tendrás que utilizar un rociador de bomba para este trabajo, como el que utilizas cuando hechas un herbicida en las plantas. Haz una mezcla de vinagre en el depósito. Pon una taza de vinagre blanco y 4 litros de agua caliente. Asegúrate de que el agua esta muy muy caliente.

Paso 3: Rocía las paredes y el techo y rasca

Ahora es cuando se inicia la pulverización. Lo que estás haciendo es simplemente mojar el gotelé para que de esta manera puedas rasparlo más fácilmente. Ve rociando secciones de 1 metro x 1 metro con la mezcla de vinagre y agua. Déjalas en remojo durante 3 o 4 minutos y luego raspa cuidadosamente con movimientos suaves y largos. Puedes ir rociando la siguiente sección para que se empape bien, mientras raspas la sección actual.

La cantidad de pulverización es muy importante ya que demasiada cantidad puede empapar la plancha de yeso, causando que se caigan trozos de pared o techo cuando rasques, lo que sería un enorme problema. Además si lo mojas demasiado, tendrás que esperar mucho tiempo hasta que se seque completamente antes de poder pintar.

De la misma forma, poca pulverización puede hacer que sea difícil el raspado. Calcula la cantidad que necesitas y ve ajustándola en consecuencia. Si es demasiado difícil de raspar, rocía un poco más, hasta que sepas la cantidad adecuada.

Utiliza gafas de seguridad y una máscara ya que el polvo y los trozos de yeso caerán sobre tu cabeza y cara. Es buena idea ponerse una gorra o pañuelo para cubrir el pelo.

Paso 4: Deja que se seque

Ten paciencia con este paso. Ve a cenar, duerme, lleva a tus hijos al parque, etc. Si inicias el paso 5 antes de que el techo o las paredes estén secos, será una pesadilla.

Paso 5: Pinta y deja secar

En este paso es importante dejar secar correctamente. Deja las ventanas abiertas si no se preveen lluvias.

Paso 6: Limpieza

Empieza barriendo y retirando los plásticos y las cintas. Una vez descubras los muebles, te darás cuenta que tienen polvo. Imagina si no los hubieras tapado.