Cuánto cuesta cancelar una hipoteca

La cancelación de una hipoteca siempre conlleva gastos, que se pueden reducir si se prescinde de la intermediación de bancos y gestorías.

Cuánto cuesta cancelar una hipoteca

El pago de una hipoteca significa un gasto fijo mensual que recae sobre las economías domésticas. Una vez has pagado la última letra de tu hipoteca, te puedes considerar más que afortunado. Pero debes tener en cuenta que no se acaba ahí, ya que aún falta la cancelación. La cancelación de la hipoteca lleva intrínseca unos gastos que deberás asumir. Si no cancelas tu hipoteca, piensa que el Registro de la Propiedad lo hará por ti sin coste alguno, pero pasados 20 años, así que te interesa hacerlo tú mismo.

Seguro que te preguntas, ¿Por qué debo cancelar mi hipoteca y asumir ese gasto?, es una buena pregunta. Si no la cancelas, estás limitando tus actos. Esto significa que la hipoteca seguirá vigente durante 20 años más, si pides un préstamo o un crédito, constará como que aún tienes una deuda. Además, si no la cancelas, tampoco podrás vender la propiedad.

El primer paso que debes dar para cancelar la hipoteca es ir a la entidad bancaria dónde la pediste y abonar la cantidad pendiente y la comisión por cancelación. Esta comisión va en función a la cantidad prestada y puede oscilar entre un 0,25 y un 0,50 % del total. Una vez pagado esto, la entidad te debe dar un certificado de deuda cero. Este certificado te lo deberán dar de forma gratuita, aunque en la práctica, algunos bancos cobran entre 100 y 200 €. Además, la entidad bancaria te intentará solicitar la provisión de fondos, que son los pasos que van a continuación, pero si tienes tiempo y no te molesta hacer el papeleo, es recomendable que lo hagas tú mismo, ya que puedes ahorrarte bastante dinero.

Una vez tengas el certificado de deuda cero, deberías pedir hora en el notario. Deberás llevar el certificado junto a la escritura de la hipoteca. El notario te hará una escritura pública de cancelación, que deberá ser firmada por el apoderado del banco. El mismo despacho del notario se encarga de quedar con el apoderado para la firma. La operación se puede realizar en cualquier notario y el cliente de la hipoteca no debe hacerse cargo de los gastos de desplazamiento del apoderado del banco. El coste del notario es de 90 € como mínimo.

Después de esto, deberás personarte en tu delegación de Hacienda para solicitar el formulario del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (modelo 600). Este formulario vale más o menos 1 € y la gestión es gratuita.

Una vez tengas la copia del impuesto, el certificado del banco y las escritura de la notaría, deberás ir al Registro de la Propiedad para hacer efectiva la cancelación. El coste depende de los conceptos que se carguen, el mínimo a pagar son unos 24 € que se pueden incrementar en función del importe de la hipoteca.

Con estos pasos, tu hipoteca estará oficialmente cancelada. Si quieres asegurarte de que todo se ha hecho correctamente, puedes solicitar uno Nota Simple. Este documento no es obligatorio, es de carácter informativo. Sirve para que el propietario pueda comprobar de que no existe carga alguna de la hipoteca. Cuesta unos 9 € y debe solicitarse a través de Internet a la web de los Registradores de la Propiedad.

Cuáles son los gastos de la cancelación registral de una hipoteca

A continuación te ofrecemos un pequeño resumen de los pasos a seguir y de los gastos correspondientes:

  • Ir a la entidad bancaria, abonar la cantidad pendiente y solicitar la cancelación. El precio es del 0,25 al 0,50 % del importe solicitado. Pedir el certificado de deuda cero que en principio debería ser gratuito pero que las oficinas a veces cobran entre 100 y 200 €.
  • Solicitar la provisión de fondos en la Entidad bancaria o hacer el papeleo tú mismo, si te decides a hacerlo tú mismo, siguie leyendo.
  • Pedir hora en el notario y llevar el certificado de deuda cero y la escritura de la hipoteca. El precio mínimo es de 90 €.
  • Ir a tu delegación de Hacienda y solicitar el formulario del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. La egstión es gratuita.
  • Ir al Registro de la Propiedad con la copia del impuesto, el certificado del banco y las escritura de la notaría y hacer efectiva la cancelación. El coste mínimo son 24 €.
  • Opcional: Solicitar la Nota Simple en la web de los Registradores de la Propiedad que vale 9 € para asegurarte de que lo has hecho todo correctamente.